Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band 50 años después. 5/5 (2)

Haciendo un viaje por el disco, descubro sonidos que se mezclan con emociones.

0
583

Fue hace unos 50 años cuando John Lennon, Paul McCartney, George Harrison y Ringo Starr sorprendieron y sedujeron al mundo, anunciando el Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band, una obra maestra innovadora que se convirtió en uno de los álbumes más aclamado de la música popular.

Siempre me pasó desapercibido para mí la supuesta (entonces me parecía nada más que “supuesta”) obra magistral de The Beatles. En su sonido original a penas se aprecian las pericias y efectos que hay en ellos incluso los matices de las melodías, las letras y la producción. Habiendo crecido en la era digital, del sonido estéreo y Dolby Surround, me cuesta comprender porque los puristas de este disco se niegan a aceptar una mejora (la remasterización) para una mayor apreciación para aquellos jóvenes (ejem, ya cerca de los 40) que nos quedamos, en el mejor de los casos, con los grandes clásicos del grupo. Craso error, pues a mi juicio, detrás de esas canciones más desconocidas por el público en general, contienen el verdadero arte de los cuatros fabulosos de Liverpool.

Portada Caja Sgt Pepper’s Lonely Hearts Club Band

La obra magistral ya reeditada y remasterizada es para los amantes de la buena música auténtica miel para los oídos.

En los tiempos que corren, y tal como se produce la música y los efectos que se añaden a ellos, resulta cada vez más complicado encontrar una canción, no ya un disco entero, que se pueda definir como una gran canción que pasara la historia más que por las ventas que tiene que por la calidad en sí mismo. No existe ya esa canción, ni ese disco en el que yo me sienta plenamente a gusto, haciendo lo que más me gusta, disfrutar de la maestría de alguien, ya sea el mismo cantante o cualquier otro autor conocido o no, y poder descubrir los sonidos y los instrumentos en cada uno de los rincones de esa canción o disco.

Sgt. Pepper’s es aquella maestría que sienta bases, y es imitado, consciente o inconscientemente y a lo largo del disco se puede ver en aquellos sonidos de entonces, hace ya 50 años , sonidos de ahora o de hace 10 o 20 años o incluso 30. Desde Gilbert O’Sullivan (cuyos éxitos fueron a lo largo de los años 70 y 80)a Christina Aguilera en su disco Back to Basics o Take That en su canción Nobody Else de 1995, éstos y muchos más los que emulan al cuarteto más famoso del mundo.

Poster del Circo de donde saco John la canción de Benefit of Mr.Kite

Haciendo un viaje por el disco, descubro sonidos que se mezclan con emociones.

Sgt. Pepper’s Lonely Club Hearts Band hace soñar. Los trombones y las risas hacen adentrar en un autentico show liderado por George, Paul, John y Ringo.. una experiencia más allá de la imaginación con mil colores, sonidos y malabares. Así empieza el disco. Todo se recrea en la mente del que escucha.

With a little help from my friends. Aún no comprendo bien porque pero el sonido remasterizado de esta canción me emociona, y acaricia mi alma como la música sólo sabe hacer. Es tocar el cielo con una mano. Me hace viajar a mi infancia… Oh dulce infancia.

Lucy In The Sky With Diamonds. Cada sonido, cada efecto en esta canción aparentemente sencilla adquiere una nueva dimensión cuando te centras en dejarte seducir por la historia de la chica con ojos caleidoscopio.

Getting Better. Es uno de los ejemplos en la maestría juegos de voces, las armonías que hacían este grupo ya hace 50 años. Con la maravilla de remasterización puedes seguir cada nota del fade out, un fade out como debe ser. Uno de esos que no debes dejar de escuchar porque puede haber sorpresas. Con Los Beatles nunca se sabe.

Fixing a whole. La batería en su mayor esplendor. Este sonido crea base para el reconocido Gilbert O’Sullivan en los 70 y 80. Incluso las guitarras eléctricas, adivinar cada instrumento es uno de los mayores placeres de escuchar buena música.

She is leaving home. Esta es uno de las melodías más preciosas jamás escritas. Esos violines me traen recuerdos de cuando tenía 14 años y determinado grupo británico hacia su gira mundial, la última en aquellos años 90. El poder de la música.

Benefit of Mr.Kite. El circo, sin querer querría Aguilera emular esta canción en esa canción que cerraba el disco de Back to Basics. Sorprende que esta canción y sonidos sean de hace 50 años.

Within you without you. Ascendemos a nivel superior con nuestra alma gracias a nuestro querido y siempre recordado George Harrison. Autentico poeta. Nos enseña los colores del alma.
Ascensión al cielo.

When I’m 64. Llega Paul con sus declaraciones de amor única. Supongo que en aquellos años esta canción no faltaría en ninguna fiesta o guateque para sacar a la chica a bailar. Juego de voces sublime.

Lovely Rita. Las voces de fondo… me encanta descubrir los instrumentos! La producción a cada paso va destacando y mejorando.

Good Morning. ¿Te imaginas despertarte con esta canción todos los días? Te aseguro que en cama no te quedas, y ¡cómo no te des prisa te da un ataque al corazón! Fuera de bromas, ciertos sonidos de esta canción sirven para aislarte del mundo y hacer incluso meditación.

Sgt Pepper’s Lonely Hearts Club Band Reprise. Fin de la fiesta… o casi.

A Day In The Life. ¡Se oyen hasta los platillos de Ringo! … y para remate John “I’d like to turn you on”.
Una vez más las voces en esta canción la hacen sublime sólo por esas armonías y melodías. La nitidez de las voces se agradece sobre manera.

“I read the news, Oh boy!” tan presente, o más, que antes.

El 50 Aniversario de esta obra magistral se cumplió el año pasado y como celebración una caja especial con todo tipo de extras en una mega caja con 2 Cds, DVD y Blu-Ray para deleitar a todos los fans, jóvenes y menos jóvenes. Una obra apta para cualquier edad.

Interior de la Caja 50 Aniversario.
Copia del Master

Póster y recortables de la época

Y tras esto, la vida ya no se ve igual.

Te ha gustado este artículo? Por favor, valóralo.

No hay comentarios

Dejar una respuesta