Historia de la ¿Syrah o Shiraz? 4.75/5 (8)

0
746
Vallee du Rhone - Foto Christophe Grilhe

Todas las uvas tienen una historia más que interesante para conocer, pero en lo personal conozco pocas que tengan tantos mitos y discusiones como el Syrah, sin ir más lejos, algunos afirman que podría ser el vino que tomó Jesús en la Última Cena…

Última Cena – Leonardo da Vinci

Primero que nada vayamos al origen del nombre. Durante mucho tiempo se pensó que la uva provenía del actual Irán, más precisamente de la zona donde se encuentra la ciudad de Shiraz, y que habría llegado al Ródano a manos de los Fenicios o de los Cruzados (las dos teorías tienen unos 1800 años de diferencia). Bueno, esto no es así ya que el análisis del ADN de la variedad deja bien en claro que su origen es francés, más precisamente en el Ródano (donde no por casualidad encuentra su mejor expresión) y que sería fruto del cruzamiento de Mondeuse Blanche (uva blanca como bien lo indica el nombre) y Dureza (uva no muy común cultivada en la zona de Ardeche). El análisis de ADN dio como resultado además que la Pinot Noir sería un antepasado de la Syrah.

Syrah o Shiraz

Más allá que el mito sea falso, el nombre parece provenir del mismo. (Vale destacar que nada confirma que el mito de ser el vino presente en la Última Cena sea falso necesariamente, de la misma manera que los fenicios podrían haberla llevado a Francia, lo cual se sabe que no es así, nada indica que no podrían haberla llevado a Medio Oriente).

Un libro francés del año 1826 titulado Enología francesa “estipula que, de acuerdo con la tradición, la planta (scycras) fue originalmente traída de Shiraz, en Persia, por uno de los ermitaños  de la montaña”. Justamente con ese nombre (Shiraz) es conocida en Australia, Sudáfrica y otras partes del mundo, pero básicamente se trata de la misma uva. En Francia, más específicamente en el Ródano, encontramos dos clones llamados Petite Syrah (pequeña Syrah, que no debe confundirse con la Petite Sirah presente en América, que se trata de un grupo de variedades entre las que se encuentran la Syrah, la Durif, la Pelursin y la Pinot Noir) y Grosse Syrah (gran -“gorda” para ser absolutamente precisos- Syrah), según obviamente el tamaño de la uva. Hay quienes consideran a la primera una versión superior ya que los vinos resultantes tienen una mayor concentración de compuestos fenólicos.

Aromas Syrah, Shiraz.

Vayamos al vino en sí mismo. El Syrah es un vino sumamente frutado (frutas negras principalmente) pero su característica más notoria recae en la presencia de especias en su aroma (pimienta negra, pimienta verde, anís, entre otras). Es un vino con gran cuerpo y de taninos medios, con una acidez que le permite ser guardado y evolucionar en el tiempo. Después de unos años aparecen notas de cuero, higo, tabaco y trufa.

Su mejor expresión como ya dije se encuentra en el mismo lugar de su origen, en el valle del río Rhone (Ródano) se hallan las dos principales regiones productoras de Syrah, Hermitage y Côte-Rôtie, distinguiéndose usualmente porque los primeros son algo más duros y minerales mientras que los segundos se destacan por la fruta y la potencia del aroma (como siempre, esto dependerá de la vinificación).

Cepa Syrah, Shiraz.

La uva llega a Australia en la década de 1830, de la mano de James Busby, un escocés que viajó en repetidas ocasiones a Oceanía, participando por ejemplo de la declaración de Independencia de Nueva Zelanda. Se lo conoce como el padre del vino australiano. El Shiraz es en la actualidad la uva tinta más plantada en Australia, y si bien en la década de los 70 se destruyeron muchas plantaciones de Shiraz debido a la popularidad del vino blanco, se cree que aún quedan viñedos de la variedad que datan de 1847.

Fuera del norte del Rhone, la uva es protagonista de blends famosos como Châteneuf-du-Pape o el GSM (Grenache-Shiraz-Mourvedre/Garnacha-Syrah-Monastrell). También se lo suele mezclar con un toque de Viognier para otorgarle otra riqueza aromática.

Hoja Syrah, Shiraz.

Un dato interesante es el hecho que las plantas de Syrah (sólo de Syrah), particularmente en Francia y en el resto de los países donde crece (salvo Australia), es que mueren de forma prematura lentamente. Este evento se descubrió en la década de 1990 en Languedoc, Francia, y si bien al principio se creyó que se trataba de un virus, se llegó a la conclusión que era la incompatibilidad de ciertos clones. Por tal razón se quitaron del mercado siete clones y se dejaron sólo tres.

Rubaiyat, Omar Khayyam (Persia)

“Escucho decir que los amantes del vino serán condenados.
No existen verdades comprobadas, pero hay mentiras evidentes.
Si quienes aman el vino y el amor van al Infierno,
vacío tiene que estar el Paraíso” 

Poema dedicado a la Syrah o Shiraz.

Te ha gustado este artículo? Por favor, valóralo.

No hay comentarios

Dejar una respuesta