Lo atemporal 5/5 (2)

0
1660
Salvador Dalí

 

paul-newman_ampliacion

El verano languidece, cae la tarde y una copa de vino nos acompaña en el ocaso del día. La melancolía contrae tu pecho, compunge tu ser y levantas un dedo con esfuerzo titánico y cargado de pesar para cerrar la pestaña del invento del diablo. Debemos admitir la cruda realidad: “Todo tiempo pasado fue mejor”.

Esto puede servir, tanto para los veranos pasados, como para la moda. Las grandes firmas buscan con desesperación y como objetivo principal crear prendas atemporales. Ahora en la moda, la etiqueta de perpetuidad cotiza al alza.

Las firmas han empezado a vender sus diseños más icónicos como apuestas de futuro. Todos identifican la chaqueta Chanel, esa es la idea identificar prenda con diseñador. Se ha llegado al punto de que la tendencia de la moda es rechazar la propia tendencia. De locos.

Las pasarelas intentan homogeneizar roles con prendas unisex en modelos andróginos. Las grandes firmas van en busca y captura de lo eterno, mientras nosotros,…. con los colores de siempre.

Aunque quizás, como innovación, este verano hemos visto en playas y lugares de moda colores ácidos en bañadores y prendas deportivas. En el resto, básicamente más de lo mismo. Por cierto, ¿Qué fue del lino?. Recordaréis aquellos veranos llenos de arrugas. La arruga ha perdido su belleza, o la tenemos aparcada en nuestras miradas

Resumiendo, se anhelan cosas eternas y por ello nos quedamos con la camisa blanca, el pantalón y cazadora vaquera, la americana azul y poco más. Si podemos añadir un buen vino, que siempre combina con todo, incluso con nuestras melancolías, será verdad aquello de que: “Todo tiempo pasado fue mejor”. Yo creo que no.

rec7288

Te ha gustado este artículo? Por favor, valóralo.

No hay comentarios

Dejar una respuesta